Aparato digestivo

1 voto | Media: 5

El aparato digestivo se define como el conjunto de órganos que llevan a cabo el proceso de la digestión en todas sus etapas.

La digestión pasa por varias transformaciones de los alimentos para que estos sean absorbidos y correctamente utilizados por todo el organismo. La función que realiza es básicamente la de transportar los alimentos, los jugos digestivos, absorber los nutrientes y excreción de los desechos que no son aprovechados.

Aparato digestivo

En dicho proceso se transforman los lípidos, glúcidos y proteínas, es decir se fragmentan en unidades más pequeñas, ocasionado por las enzimas digestivas, de las que hablaremos más tarde, las cuales contribuyen para absorber y transportar los nutrientes a través de la sangre.

¿Cómo opera el sistema digestivo humano?

El sistema digestivo humano se encarga de gran cantidad de funciones, entre las principales destacan, el transporte de los alimentos, la segregación de sustancias específicas para la digestión, absorción de los nutrientes y la eliminación de los desechos.

  • El proceso de digestión tiene inicio en la boca al masticar y tragar la comida. Por efecto de las enzimas, el alimento es fragmentado en porciones más pequeñas y es transformado en lo que se llama bolo alimenticio. A partir del primer paso, el resto del proceso se vuelve involuntario, realizándose de manera inconsciente pero precisa.
  • Este bolo es transportado mecánicamente por la faringe y el esófago, que lo hacen llegar hasta el estómago con sus músculos.
  • Una vez localizado el bolo, en el estómago, este se mezcla con los jugos digestivos que segrega el estómago. El material se vuelve a fragmentar física y químicamente, gracias a las diversas enzimas que son vertidas en determinadas horas del día. Estas transforman el bolo en un semilíquido más fácil de procesar, que recibe el nombre de quimo cuya materia baja hacia el duodeno para seguir siendo procesada.
  • El bolo suele pasar en el estómago de 2 a 3 horas depende la cantidad y calidad de lo que ingieras.
  • El duodeno libera una capa mucosa en su revestimiento interior que protege del ácido del quimo a todas sus paredes. Este quimo es combinado con enzimas del páncreas y con la bilis que ha el hígado. La bilis contribuye a digerir las grasas, y el jugo pancreático ayuda a la fragmentación del material.
  • El material restante se dirige directo al intestino delgado, donde se absorben los últimos nutrientes y se separa el agua. Después baja para ser evacuado. En este punto termina el proceso de digestión.

A continuación, se explica a detalle las partes y funciones de cada uno de los elementos que componen el Sistema Digestivo para una mayor comprensión del proceso:

Partes del aparato digestivo

Partes del aparato digestivo

Este comienza en la boca para seguir con el esófago, estómago y el duodeno, donde terminará el tracto superior y comenzará el tracto inferior.

Boca

Es la estructura multifuncional que en materia del sistema digestivo permite masticar, saborear y hacer una primera desfragmentación de los alimentos para su procesamiento, está constituida por los dientes, las encías, la lengua, las glándulas salivales, el paladar duro y el blando.

La lengua es el órgano indispensable para experimentar el sentido del gusto. Ayuda a la deglución de los alimentos con su musculatura. El uso de la lengua para el habla, fue una habilidad desarrollada póstumamente.

Los dientes están formados por una corona, que se proyecta por encima de las encías, con dos o cuatro raíces. La materia sólida del diente está formada por dentina en su mayoría, una capa fina de hueso en la superficie de la raíz y el esmalte que recubre todo.

Los dientes se encargan de triturar el alimento, la lengua lo mezcla y lo saborea al mismo tiempo (la mejor parte), después de haber percibido el sabor de lo que acabas de masticar, lo empuja hacia la faringe, y las glándulas (parótidas, submandibulares y sublinguales) se encargarán de segregar saliva para contribuir a la disolución de la comida gracias a sus enzimas.

Faringe

La faringe es un musculo que tiene una forma tubular y ayuda a respirar el oxígeno y pasar los alimentos ingeridos, está situado a lo largo del cuello y está revestido por dentro con una membrana mucosa; esta parte del cuerpo conecta también con la nariz, la boca con la tráquea y el esófago.  Al fungir como vía respiratoria y de deglución, pertenece al aparato respiratorio y al aparato digestivo respectivamente, fungiendo como órgano esencial para la vida.

Ubicación exacta

La cavidad se localiza en el cuello, entre la boca y la laringe. Por la parte de arriba, se conecta con la orofaringe, y con la rinofaringe un poco más arriba, de la misma forma, por la parte inferior se conecta con la laringofaringe. Ambos tubos o cavidades se mantienen separados por un órgano muscular con el nombre de epiglotis.

La parte superior de la faringe recibe el nombre de cavum y es donde pueden llegarse a encontrar estructuras como amígdalas y adenoides, en su parte inferior se conecta con el paladar.

En la cavidad oral o bucal está ubicada la orofaringe, bucofarínge o laringe media.

Laringe inferior o Laringofaringe: Se constituye por una gran cantidad de estructuras que rodean la faringe y reciben el nombre de canales farinlaringeos que se disponen hasta topar con el esófago.

Entre sus principales funciones están la respiración, una función que no realiza directamente, sino que proviene de las fosas nasales, pero también funge como vía de conexión para permitir que el aire pase por la faringe directamente a los pulmones.

La acción muscular para la emisión de sonidos y la comunicación oral.

Transporte de alimentos, con la finalidad de llevar el bolo alimenticio proveniente de la boca hacia el esófago.

Existen otras funciones, como la intervención en mecanismos olfativos, auditivos, la producción de saliva, la desintegración de los alimentos y la resonancia final de la voz, por lo cual es un órgano esencial para el desarrollo interpersonal y para la vida.

Esófago

Se trata del tubo que se localiza entre la faringe y el estómago, juega un importante papel en la digestión. El esófago tiene como longitud en un adulto promedio unos 25 centímetros aproximadamente.

Ubicación exacta

Este órgano esta entre la tráquea y la columna vertebral. Se une en el extremo superior del estómago. Cuenta con glándulas para controlar la humedad al pasar la comida, así como también para la fácil ingesta.

Funciones principales

  • El esófago tiene una función crucial e indispensable, el transporte de alimentos, la saliva y los líquidos para la digestión directo hacia el estómago. Esta función se lleva a cabo mediante la capa de músculos que recubren las paredes del esófago, que tienen el nombre de esfínteres.
  • El bolo es transportado con espasmos o contracciones musculares y gravedad, al estómago por medio de los esfínteres. Este proceso, en el que el alimento baja por el esófago se denomina peristalsis, proceso de contracción muscular para el movimiento del alimento o bebida que se ingiere. Cuando ocurre este proceso, los músculos se cierran de la parte superior para evitar que se regrese el alimento a la boca.
  • Los esfínteres también liberan ciertas enzimas que contribuyen a la digestión de los alimentos de forma gradual. A pesar de estar acostado, el cuerpo humano es capaz de realizar estas mismas funciones.
  • El esfínter se divide en dos partes, el esfínter esofágico superior y el inferior. El esfínter superior está cerrado normalmente, este se abre cuando el alimento o el líquido es ingerido por la boca. El paso directo a los pulmones se bloquea cuando el esfínter superior está abierto, con la finalidad de que los alimentos o líquidos no ingresen a los pulmones.
  • El esófago se conecta al estómago de forma directa por medio de un esfínter esofágico inferior. Este se mantiene cerrado evitando así que el contenido vaya de regreso hacia el esófago.
  • Cuando la comida llega a él, este le permitirá el paso aflojándose para enviar los alimentos hacia el estómago.

Afecciones más comunes del esófago

El constante consumo de bebidas carbonatadas o procesadas, con altos niveles de azúcar, alimentos picantes, bebidas alcohólicas y los cigarrillos puede causar dolor o malestar. Los síntomas que pueden aparecer son el dolor en la boca del estómago y un poco más arriba, dificultad para comer y ardor en el estómago. Otra afección que afecta con frecuencia el correcto funcionamiento del esófago es la enfermedad por reflujo gastroesofágico. El estómago libera ciertos ácidos cuando realiza la digestión. Cuando el contenido de ácido incrementa, debido a un excesivo consumo de materia irritante como el alimento picante o caliente. Esto suele suceder en los casos que el esfínter esofágico inferior, no funciona correctamente. Una persona que sufre este padecimiento suele ser sometida a una endoscopia con la finalidad de determinar la presencia de úlceras en el esófago.

Una dieta bien balanceada y alejada de irritantes, es excelente para el correcto funcionamiento del esófago y de todo el aparato digestivo.

Evite problemas en su esófago dejando de consumir comida chatarra, café, cigarro, alcohol y bebidas carbonatadas. Suplante esto con una saludable dieta rica en nutrientes y mantenga también una apropiada hidratación de su cuerpo bebiendo mucha agua que refrescará las paredes de todo su sistema digestivo.

Estómago

Estómago

Es un órgano cóncavo, hueco que se localiza entre el esófago y se conecta al intestino delgado. En el estómago se da la mezcla del bolo alimenticio con los jugos gástricos, saliva y demás enzimas que realizan la descomposición en partículas más pequeñas.

El estómago es como un saco muy flexible con forma de “J”, con una superficie exterior lisa y suave, y una superficie interior con múltiples pliegues que contribuyen a una correcta mezcla y desintegración de alimentos con los jugos digestivos, destacando precisamente por ser la parte más ancha del tubo digestivo. Es un órgano que tiene músculos, que con sus contracciones ayuda a que se complete la acción digestiva de forma mecánica.

Este importante órgano tiene su ubicación exacta, en la parte alta de la región abdominal, manteniendo relaciones estrechas con el colon transverso, el páncreas y la vía biliar.

Limita con el esófago mediante los cardias, músculo como esfínter, el cuerpo y una región pilórica que lo conecta al intestino delgado por medio del esfínter pilórico.

El estómago, entonces tiene dos esfínteres: el esfínter cardias, que es el que conecta el estómago al esófago, y el esfínter píloro, que tiene la función de conectar el estómago al duodeno, es decir el comienzo del intestino delgado.

El interior del estómago tiene una capa de mucosa como recubrimiento, así como con glándulas que se encargan de segregar enzimas que continúan con el proceso de digestión ayudando a la desintegración del alimento. También cuenta con un recubrimiento en sus paredes de una capa muscular que se encuentra bajo la submucosa, que está constituida por múltiples fibras que permiten la mezcla de los alimentos y le aportan resistencia a la misma.

Funciones del estómago

  • Digestión y aprovechamiento químico de todas las proteínas.
  • Almacenamiento temporal de alimento ingerido.
  • Vacío gradual del quimo al mismo tiempo que la digestión como realiza la absorción de nutrientes.
  • Secretar el factor esencial para lograr absorber el íleon de la vitamina B12.
  • Mezclar el bolo alimenticio con la secreción gástrica, que da como resultado el quimo, una masa semilíquida que facilita el aprovechamiento de nutrientes y la digestión.
  • Deshacer el quimo en partículas más pequeñas.

En pocas palabras, no existe duda alguna de que una de las principales funciones que el estómago realiza es la de ayudar al proceso de la digestión, de forma activa desfragmentando el alimento y mezclándolo con diversos ácidos y enzimas liberando como resultado, el quimo que viaja directo al duodeno.

El duodeno

El duodeno es la primera parte del intestino delgado, que permite el paso de alimento por una válvula o esfínter, con el nombre de píloro. Cuando la comida llega hasta aquí, se le denomina quilo, luego ya, de haberse combinado con jugos gástricos, biliares y pancreáticos, que neutralizan el grado de acidez dejándolo con lo necesario para que el intestino delgado se encargue de continuar con el proceso de aprovechamiento de nutrientes.

La bilis, que se trata de un líquido proveniente de la vesícula biliar, este líquido es llevado al duodeno, con la finalidad de que algunos de sus componentes, como las sales biliares, contribuyan a la separación de las grasas en fragmentos pequeños, para que las enzimas del páncreas tomen acción sobre ellas.

El quilo, después de haber pasado por este proceso, adquiere una textura mucho más fina, con la finalidad de seguir purificando su contenido, toma rumbo a la parte media del intestino delgado, que recibe el nombre de yeyuno, es la parte del intestino donde se descompone el quilo por efectos del jugo entérico o también llamado intestinal. El proceso llega a su fin en la parte del intestino delgado conocida como íleon, para después dirigirse al intestino grueso, del cual hablaremos después.

Las vellosidades que recubren la pared intestinal tienen como finalidad absorber todos los nutrientes del quilo, como son carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales, que son transportados a la brevedad directamente al torrente sanguíneo, por medio del cual se distribuyen los nutrientes necesarios para los diferentes órganos, según las necesidades de los mismos.

A este proceso se le denomina como absorción, ya que, en el recubrimiento interno de las paredes intestinales se encuentran pliegues que cuentan con un gran número de vellosidades, que incrementan la superficie de intercambio para aprovechar una mayor cantidad de nutrientes de los alimentos. Cada vellosidad del intestino tiene en su interior una extensa y compleja red de capilares linfáticos y sanguíneos, que recogen todos los nutrientes y los transportan por medio de la sangre.

Después, el sobrante del quilo, que vienen siendo aquellos alimentos no digeribles y el agua, son transportados a la primera parte del intestino grueso, mejor conocida como ciego. En esta sección existen gran cantidad de microorganismos, se trata de bacterias inofensivas, que conforman la arquitectura de la flora intestinal, los cuales atacan también a los polisacáridos de la fibra. En dicho proceso liberamos azúcares, los cuales otras bacterias se dedican a fermentar, produciendo de ácidos orgánicos. Estas pequeñas cantidades de ácidos, sumadas a los residuos que no fueron digeridos y al agua bebida, se van comprimiendo para convertirse en la materia fecal que es eliminada, para ser evacuada posteriormente por el orificio anal y así no contaminar nuestro organismo.

El intestino delgado

El intestino delgado está presente en el cuerpo como una gran manguera que se acomoda en orden a lo largo de nuestro abdomen. Este tiene una longitud aproximada de, cinco o seis metros de tubo digestivo, y con un ancho que llega a medir hasta 2,5 centímetros en donde el quimo se degradada a su forma compuesta más básica: aminoácidos, monosacáridos, monoglicéridos y ácidos grasos, los cuales son absorbidos por el sistema.

El intestino delgado se divide en tres secciones. La primera sección tiene el nombre de duodeno, órgano con forma de una letra C, con una medida de 30 centímetros aproximadamente, es aquí donde el hígado y el páncreas, vierten los fluidos digestivos, las otras dos partes del intestino delgado, se encargan de seguir con el proceso de absorción y desintegración del alimento, estas reciben el nombre de Yeyuno e Íleon.

  • Primera parte-Duodeno: El primer segmento del intestino mide aproximadamente unos 25 cm de largo. Su ubicación exacta se posiciona en la cavidad abdominal, se mantiene en su lugar por varios ligamentos que se encargan de asegurarlo firmemente al estómago y al hígado. Se encarga de la apropiada digestión de los alimentos y de la absorción de sus nutrientes. Aquí se da la principal absorción de hierro. Varios de los conductos que interconectan con el páncreas, el hígado y la vesícula biliar, se dirigen al duodeno para incrementar las capacidades de sus funciones.Además de ayudar a digerir los nutrientes de los alimentos, se encarga de regular la velocidad del vaciado gástrico, así como de activar las señales o alertas de hambre.
  • Segunda parte-Yeyuno: La segunda porción de intestino recibe el nombre de yeyuno, que en un adulto promedio suele tener una longitud de unos dos metros y unos cuatro centímetros de diámetro aproximadamente. Su ubicación exacta se localiza entre el Duodeno y el Íleon, cuya función principal es la de continuar con la absorción de las sustancias que los alimentos aun poseen. En esta segunda parte del intestino delgado, es donde actúa el jugo intestinal, que se encarga de degradar al mínimo las proteínas, los lípidos y los hidratos de carbono.
  • Tercera parte-Íleon: La tercera y última parte del intestino delgado recibe por nombre Íleon, este representa la parte más larga del tubo digestivo con casi cuatro metros de largo. Posee una membrana delgada en sus paredes que se encarga, de continuar con la absorción de nutrientes. Mide unos 7,5 metros de largo y tiene un diámetro de unos 2 a 3 centímetros siendo siempre más angosto que el Yeyuno. Su función principal es la de absorber los nutrientes, principalmente la vitamina B12 de los alimentos ingeridos.

El tejido estabilizador del intestino delgado

La estructura muscular que fija el intestino delgado a la cavidad abdominal de la que hablábamos con anterioridad, se trata de un tejido estabilizador que evita que el intestino flote libremente y que se enrede o enrolle demasiado, recibe el nombre de mesenterio. Este constituye una delgada capa membranosa, que se ubica en la cavidad abdominal y tiene una forma semejante a un abanico abierto.

Además de funcionar como sostén, del intestino se encarga de suministrar sangre directamente a todo el intestino y también transporta aquellos nutrientes que fueron absorbidos, a través de una enorme red de vasos sanguíneos.

La mucosa interior

Para la apropiada captación de nutrientes el intestino necesita en sus paredes estructuras que incrementen la superficie de absorción. Estas mismas se posicionan de mayor a menor tamaño, los pliegues intestinales primero, después las vellosidades intestinales y al final las microvellosidades.

Nuestra protección

El intestino delgado cuenta con una gran cantidad de bacterias que conforman lo que se denomina como flora intestinal, estas bacterias deben ser protegidas de otros organismos que puedan provocar enfermedades que, pueden llegar a sobrevivir ante el ácido de los jugos estomacales.li Para esto contamos con un mecanismo de defensa, que recibe el nombre de placas de Peyer. Estas estructuras tienen linfocitos que destruyen a las bacterias y otros patógenos que podrían dañarnos.

Esta más que comprobada la eficiencia del tratamiento con probióticos en muchas enfermedades del aparato digestivo. Estos son organismos como las bacterias, que por sus características benignas producen sustancias que contribuyen a tu organismo y destruyen a los patógenos que pudieran llegar a contaminarnos.

Hormonas reguladoras

Existe una gran cantidad de hormonas contenidas en la mucosa del estómago e intestino delgado que contribuyen al adecuado proceso digestivo.

  • Gastrina: Funciona en el estómago haciendo que este produzca ácido clorhídrico, el cual contribuye a la disolución de los alimentos.
  • Secretina: Esta hormona funciona también en el estómago, que lo hace producir pepsina a la vez que hace que el páncreas secrete una sustancia con bicarbonato.
  • Jugo pancreático: El jugo pancreático contiene tripsina y quimiotripsina, un par de enzimas que descomponen ciertas proteínas, tiene también lipasa, enzima que rompe las grasas, y también amilasa, que se encarga de dividir los almidones en maltosa.
  • Jugo intestinal: Es entonces cuando el jugo intestinal se encarga de terminar el proceso de descomposición previamente iniciado por el jugo pancreático. Este jugo se encarga de digerir polisacáridos, con sus enzimas, transformándolos en disacáridos más simples de asimilar.
  • Colecistocinina: Contribuye a que genere enzimas pancreáticas y a su regeneración y crecimiento constante.
  • Glándulas Salivales: Segregan saliva, que funciona como cohesión de los alimentos dentro de la boca para facilitar su digestión. Comprenden tres pares de glándulas que tienen conductos que desembocan al interior de la boca. El primer par se encuentra bajo la lengua con el nombre de glándulas sublinguales, el siguiente par se encuentra bajo la mandíbula inferior con el nombre de glándulas submaxilares y el tercer par se localiza al frente de las orejas y reciben el nombre de glándulas parótidas.

Tracto gastrointestinal inferior

El tracto gastrointestinal tiene su continuación en la parte inferior conectándose con el intestino delgado, encargándose del proceso final de asimilación y evacuación del alimento ingerido, después de haber sido aprovechado al máximo.

Intestino grueso

Intestino grueso

Se trata de un conducto que se compone por el ciego, el colon, el canal anal y el recto, proceso en el que se absorbe el agua de la materia y se procesan los desechos de la misma.

El Ciego

Se trata de la primera parte del intestino grueso. Recibe este nombre por tratarse de un contenedor donde se ubica el apéndice cecal, el cual se conecta con el intestino delgado por medio del esfínter ileocecal. Realiza gran cantidad de aportes al proceso digestivo, ya que posee numerosas bacterias benéficas que contribuyen a reducir la estructura de sustancias difíciles de absorber.

El Colon

Se trata de la parte más grande del intestino grueso, por esto mismo se divide en tres secciones: colon ascendente, colon descendente y colon transverso.

El colon ascendente, se ubica al borde del hígado, llegado a este punto se incurva, momento en el que el colon transverso comienza, el cual se extiende horizontalmente hasta llegar al bazo, el órgano linfático muscular. Lugar donde se incurva de nuevo hacia abajo y a partir del cual se denomina colon descendente. Adquiriendo una forma de s, recibe el nombre de colon sigma.

La principal función del colon en general es la de convertir en materia desechable, el líquido proveniente del intestino delgado el agua es absorbida y la materia del quimo es mezclada con millones de bacterias inofensivas, así como células muertas, que terminan el proceso de producción de las heces fecales o excremento.

Aunado a esto, el colon también ayuda a:

  • Producir vitaminas K y B, con las bacterias que habitan dentro de él.
  • Crear anticuerpos para proteger el sistema de posibles enfermedades.
  • Unas bandas de músculos que el colon posee, se contraen para segregar el material fecal.
  • Después se presentan contracciones peristálticas que se encargan de empujar el excremento hacia adelante. Para culminar el proceso produciendo ondas peristálticas que impulsan las heces directas hacia su evacuación.
  • Las heces finalmente llegan hasta el recto, donde se acumularán hasta su expulsión.

Al ensancharse las paredes del recto por la presencia de la materia, son activados receptores nerviosos que envía señales eléctricas a la médula espinal, que ordenarán la contracción de las paredes rectales para la sensación de tener que desechar el contenido, así mismo para su póstuma expulsión por el ano.

Recto

Es la última parte del intestino grueso y también donde se almacena el contenido final de la materia fecal. Esta cavidad se conecta con el ano.

Ano

El ano es el orificio por el cual es liberado el excremento o materia fecal, contenida previamente en el recto, es la cavidad musculosa que se encarga de permitir la salida del material.

Otros órganos que contribuyen a la digestión

  • Hígado. Este órgano cuenta con múltiples funciones una de las principales es la de producir bilis, descomponer grasas y lípidos, sintetizar proteínas, absorber gran cantidad de nutrientes y limpiar el organismo, prácticamente un laboratorio químico dentro de nuestro cuerpo.
  • Páncreas. Entre sus principales funciones se encuentra la de segregar jugo pancreático, fundamental en el procesamiento de los alimentos. Además, de regular los niveles de azúcar en la sangre produciendo la insulina necesaria para asimilar el azúcar.
  • Vesícula biliar. Entre sus funciones más importantes se encuentra la de almacenar y concentrar las capacidades químicas de la bilis.

Enfermedades y trastornos del sistema digestivo humano

  • Es un padecimiento multifactorial que se caracteriza por una inflamación de la mucosa gástrica, padecimiento que genera un dolor en el abdomen, generalmente en la parte superior y media, provoca vómitos, náuseas, mareos y un gran dolor y distensión abdominal.
  • Síndrome de intestino irritable. Este trastorno crónico de carácter multifactorial afecta las funciones generales de los intestinos. Inflamándolo, produciendo gases, distensión y dolor abdominal, así como mucha frecuencia de evacuaciones y un cambio en el aspecto de la materia fecal.
  • Colitis ulcerosa. Se trata de un padecimiento que afecta la mucosa del colon y del recto inflamándolos, apareciendo en consecuencia, diversas úlceras con forma de verrugas que sangran y supuran pus. La afección genera constantes tiene diarreas, dolores abdominales y una rápida pérdida de peso por la mala absorción de los alimentos.
  • Enfermedad de Crohn. Se trata de una enfermedad del sistema autoinmune, esta se produce por el ataque del sistema inmunitario directamente al intestino. Una o más porciones del sistema intestinal se ven afectadas en sus funciones generando diversas problemáticas como pérdida de apetito, de sueño, dolor intenso, diarrea y nauseas.