1 voto | Media: 5

El cuerpo humano es una máquina altamente precisa y eficiente. Conocer cabalmente su funcionamiento nos ha apasionado desde los primeros momentos de existencia de nuestra especie.

La estructura de los seres vivos, y específicamente la disposición que existe entre órganos y huesos, más la relación presente entre los mismos, son estudiadas por la anatomía. Un término muy escuchado y manejado, sobre todo en las ciencias médicas y de forma general en la biología; tanto así que quienes emprendan carreras afines, tendrán que cursar estudios de algún tipo o profundidad sobre esta temática, ya sea humana, vegetal o animal.

Anatomía humana

La Anatomía estudia la estructura de cuerpos, y se refiere muy comúnmente al cuerpo humano; sin embargo la anatomía comparada estará correlacionando estructuras de animales y plantas diversas.

Anatomía como ciencia

La anatomía como ciencia se enfoca y concentra en estudiar las diferentes partes de los organismos vivos, que podrán ser vegetales o animales. Estará estudiando la estructura, tamaño y relaciones de los elementos que forman un cuerpo, una planta etc.

Anatomía es una palabra proveniente del griego (ana y tomos), que significan arriba y cortar respectivamente. Si se combinan dichas palabras se trasmitirá el significado de la expresión “diseccionar”, observándose claramente la relación de este último término con la ciencia a que nos referimos, donde diseccionar cadáveres ha sido la base para desarrollar los estudios que han permitido el avance en esta área del saber humano.

Existe una anatomía macroscópica y microscópica, teniendo en cuenta las estructuras estudiadas. En la primera no se precisará o incluirá ayuda de técnicas de aumento, y en la microscópica si se manejarán técnicas de este tipo, concentrándose básicamente en tejidos, conociéndose como histología. Existe también una anatomía del desarrollo o “embriología”, donde se describe al embrión y al feto.

Aunque la anatomía tiene como base fundamental el examen descriptivo de organismos vivos, para poder entender correctamente su arquitectura se necesitará relacionarla de manera estrecha con la función; teniendo así una unión o relación importante con la fisiología, existiendo por esta causa la anatomía funcional, formando parte de un grupo de ciencias básicas, las “Ciencias Morfológicas”, que despliegan y resumen un conocimiento más dinámico y pragmático.

Anatomía humana

Sistemas de la anatomía humana

Haz clic para saber más sobre los sistemas del cuerpo humano

Anatomía humana: sistema muscular

Haz clic para saber más sobre los músculos del cuerpo humano

Órganos del cuerpo humano

Haz clic para saber más sobre los órganos del cuerpo humano

El conocimiento de la anatomía humana es una de las bases formativas de mayor importancia para el desarrollo de carreras de ciencias de salud.

Como parte de las disciplinas biomédicas básicas, es un pilar único y fundamental en los conocimientos de tipo morfológicos para que se pueda hacer un ejercicio correcto de la práctica clínica. Sin dudas es una temática o conjunto de conocimientos esenciales para poder comprender de forma lógica los procesos fisiopatológicos en relación con el cuerpo y la salud humana.

Los estudios anatómicos han sido claves y decisivos para poder realizar importantes descubrimientos en las ciencias médicas.

Pero no es solo para profesionales o técnicos para quienes estos conocimientos llegan a ser tan valiosos y determinantes, sino que el dominio de argumentos relacionados con esta ciencia, puede hacer que las personas concienticen mejor referentes al cuidado de la salud humana, al haber entendido en cierto grado la base de funcionamiento del organismo.

Este tipo de anatomía estará estudiando al cuerpo humano y sus componentes; diferenciando, clasificando y especificando aspectos en relación con las diferentes zonas del mismo: tórax, abdomen, cuello, cabeza, extremidades, etc.

Detallará cada hueso y órgano más sus posiciones respectivas en relación con sistemas específicos del cuerpo humano como el nervioso, respiratorio, urinario, digestivo, muscular entre otros.

Podemos definir la anatomía humana como una ciencia de carácter práctico y morfológico, que se centra sobre todo en estudiar las estructuras macroscópicas del cuerpo. Es importante aclarar que este tipo de anatomía es ubicada dentro de la anatomía general animal.

La anatomía es estudiada igualmente por las formas y características de la superficie del cuerpo, que estará representando la anatomía de superficie o anatomía bioscópica.

Será un complemento extraordinario la anatomía endoscópica, que podrá visualizar internamente en las vísceras usando aparatos de tipo ópticos. La anatomía radiológica tomará ventaja de los rayos X. La ecografía que se vale de la reflexión de ultrasonidos, podrá delimitar tipos de estructuras más profundas aún, ej. cavidades cardíacas, vísceras abdominales o usado en el monitoreo fetal.

Anatomía y fisiología humana, ciencias íntimamente relacionadas

Anatomía y fisiología humana

Ambas ciencias, tanto la anatomía como la fisiología humana, están estrechamente relacionadas con el cuerpo; y el grupo de conocimientos que ambas agrupan, permite explicar de forma lógica el funcionamiento de nuestro organismo.

La anatomía estará explicando la forma y estructuración del cuerpo humano, como podría ser la estructura ósea, forma específica de los músculos etc. Y por su parte la fisiología explicará la función de esas partes.

La fisiología, estudiará cómo las partes anatómicas funcionan al unísono creando y manteniendo la vida. Es decir, estudiará el funcionamiento de las partes diversas de nuestro cuerpo, como podrían ser el sistema digestivo o circulatorio. De forma concreta es una ciencia que estudia el funcionamiento de un organismo y de los órganos que conforman el mismo.

Ambas ciencias, la fisiología y anatomía, pueden ser vistas o tomadas como ciencias independientes, pero cuando se estudian es posible entender que ambas están estrechamente ligadas o entrelazadas, no siendo fácil separarlas, ya que la función de órganos o tejidos están íntimamente ligados y relacionados con su estructura.

Historia de la anatomía humana

Con fecha tan remota como el 1600 a.c, se encuentran registros en un papiro egipcio relacionado con algún tipo de estudio anatómico. Ya en una civilización de tanta antigüedad, es posible reconocer que contaban con conocimientos rudimentarios referentes a la estructura del cuerpo humano.
Antes de nuestra era, existen evidencias de tipo históricas que revelan a esta ciencia siendo enseñada por Hipócrates, específicamente en el siglo IV antes de la era común.

Se considera fue Aristóteles quien usó por primera ocasión la palabra (anatomía), cuyo significado a partir del griego derivaba del verbo cortar “de abajo a arriba”, reflejando el significado de disección o diseccionar.

Existen imágenes e ilustraciones que datan de la edad media, donde se exponían ideas e intentaba visualizar algunos conceptos referentes al cuerpo humano. Desde entonces era de notar la disposición existente de conocer de manera más profunda y sistemática acerca de la anatomía humana y el funcionamiento del organismo.

Si hoy en día, considerando todo lo avanzado en las ciencias generales y médicas, apreciamos dichas obras y los puntos de vistas que exponían; ya desde nuestra perspectiva actual muy posiblemente las encontraremos extrañas y hasta ridículas.

Pero sin duda muestran de manera contundente el deslumbramiento y fascinación que existía ya desde entonces por descubrir y entender las profundidades del funcionamiento de nuestro organismo. Todo esto a pesar de que valoramos a la Edad Media como un periodo histórico donde la ciencia no tuvo una trascendencia relevante.

Conocido por muchos y altamente difundido en la actualidad, pueden apreciarse bocetos y dibujos confeccionados por Leonardo da Vinci a partir de estudios anatómicos artísticos que este realizó.

El “Hombre de Vitruvio”, es un modelo del cuerpo humano que es acompañado de notas anatómicas el cual se confeccionó en las proximidades del año 1490. En este dibujo se estudia o intenta describir las proporciones del cuerpo humano. Esta obra es igualmente difundida con el nombre de “Canon de las proporciones humanas”.

En la Edad Moderna existieron importantes personalidades ligadas a la Anatomía y su desarrollo inicial. Conocido como el padre de la Anatomía actual, encontramos a Andrés Vesalio; otros como Falopio, William Harvey, Eustaquio y Miguel Servet, permitieron aportes decisivos y determinantes en su momento.

Andrés Vesalio (1514-1564), fue un fisiólogo y anatomista de procedencia belga quien a través de disecciones y descripciones del cuerpo humano logró traer luz sobre errores arrastrados desde tiempos muy anteriores a su época. Logró sentar las bases o principios que sustentan hoy a la anatomía moderna.

Este hombre de ciencia desarrolló un tratado anatómico, que data con fecha 1543, fundamentado en las disecciones de cadáveres humanos que realizó. Con un excelente y amplio trabajo ilustrativo, fue el texto anatómico más preciso y extenso que se publicó hasta la fecha, desencadenando en ese momento una amplia controversia.

Gabriel Falopio (1523 – 1562), fue considerado también como fundador de la anatomía moderna. Catedrático de anatomía en la Universidad de Padua desde 1548 hasta que murió. Fue el quien descubrió y argumento de manera brillante la función de los oviductos, también las pequeñas estructuras del oído. Muchos otros fueron sus descubrimientos e investigaciones.

William Harvey (1578-1657), quien descubriera la circulación de la sangre y la función que juega el corazón en la propulsión de la misma. Con este descubrimiento refutó las teorías de Galeno y sentó bases fundamentales para la fisiología moderna.

Este hombre de ciencia nació en Folkestone, Inglaterra. Harvey llegó a las conclusiones sobre el corazón y la circulación sanguínea tras un sin número de disecciones que realizó, igualmente estudiando animales vivos. Fueron análisis tan precisos que a partir de estos se establecieron modelos para investigaciones biológicas futuras.

Sus hallazgos se presentaron de forma oficial en 1628, publicándose su obra “Ensayo anatómico sobre el movimiento del corazón y la sangre en los animales”. Un eminente trabajo donde se explicaba de forma muy precisa el mecanismo del aparato circulatorio.

Una parte importante omitida fue el papel que desempeñan los capilares en este sistema, aunque esto razonablemente entendible al carecer de microscopio en aquella época. A pesar de esto es posible decir que el postuló su existencia, lo cual fue confirmado más adelante por Marcelo Malpighi.

También realizó investigaciones en el campo de la embriología, las cuales quedaron reflejadas en la obra “Ensayos sobre la generación de los animales”.
Marcello Malpighi (1628-1694). Los descubrimientos de este científico italiano relacionados con la anatomía microscópica, permitieron que algunos conceptos y creencias en el campo médico hasta ese momento fuesen abolidos, algo determinante para el avance de lo que hoy es la histología y fisiología modernas.

Su descubrimiento más trascendente fue realizado en 1661, cuando estuvo describiendo la red de capilares a nivel pulmonar que permiten la conexión de las venas con las arterias, completándose de esta forma el ciclo circulatorio. Se creía hasta ese momento que la sangre era transformada en carne en la parte periférica del cuerpo.

Malpighi hizo observaciones referente a los componentes de tipo microscópicos del hígado, el bazo, cerebro, riñones y huesos. También algunas relacionadas con la capa interior de la piel. Fue el quien logró descubrir los glóbulos rojos sanguíneos y demostró que eran estos quienes daban a la sangre su color.

A pesar que malinterpretó las funciones a nivel microscópico de los órganos, su trabajo estuvo preparando la base para la teoría celular y la histología. Con sus importantes descubrimientos sobre el funcionamiento oculto de los organismos, forzó a que médicos y la comunidad científica de la época, tuvieran que replantearse muchas teorías que habían prosperado y estaban firmemente establecidas.

Giambattista Morgagni (1682-1771). Este fue el fundador de la conocida hoy como anatomía patológica. Pudo realizar un trabajo donde relacionó exámenes en cadáveres con sus historias clínicas correspondientes, logrando descubrir relaciones existentes entre muchas enfermedades y las transformaciones de tipo física de los órganos.

Muy exactas fueron las descripciones que realizó de los efectos de enfermedades diversas sobre los pulmones, hígado y corazón.

Ramas o divisiones de la anatomía humana

Ramas de la anatomía

Existen ramas o divisiones que particularizarán el estudio de la Anatomía Humana.

Anatomía de superficie

Se dedica a realizar un análisis de la superficie del cuerpo, logrando relacionar los accidentes anatómicos existentes con partes internas y órganos. De esta forma se proyectan estructuras específicas, pudiendo ser músculos, tendones o huesos, a través del trazo de líneas y planos que ayudarán a identificarlos.

Ejemplificando: si realizamos una observación del área del glúteo, es imposible observar ni tampoco palpar el nervio ciático. Si se realizara una proyección anatómica se podría sobreponer en los cuadrantes inferiores de la región en cuestión.

Anatomía clínica

Esta anatomía es conocida también como anatomía aplicada. Estará vinculando el estudio de los órganos con un tipo de diagnóstico específico que permitirá dar tratamiento a una condición existente.

Es una disciplina donde se pondrán en práctica conocimientos anatómicos diversos para poder detectar la presencia de patologías o enfermedades, y lograr encontrar el tratamiento más adecuado.

La “anatomía aplicada” que será usada, estará dependiendo del tipo de especialidad médica en la que se manejarán los conocimientos anatómicos. Existirá la anatomía radiológica, patológica, quirúrgica, morfogenética etc.

Anatomía descriptiva

Este tipo de Anatomía es identificada igualmente como sistemática. Estudia la estructura y morfología del cuerpo a través de los sistemas u órganos que lo componen. Los mismos se analizan de forma independiente.
Para poder desarrollar un análisis de una zona determinada, los sistemas serán separados y se describirán sus formas más que las funciones.
Se esquematizará el cuerpo humano hasta llegar a fraccionarlo en partes pequeñas, considerando su constitución y organizándolas por aparatos y sistemas.

Anatomía artística

Vinculada con circunstancias de tipo anatómicas que sean capaces de incidir o afectar a la representación artística de la figura humana. Ej. Conjuntos musculares que aparecen de manera superficial y tensiones específicas producidas en dependencia de posturas y esfuerzos determinados; cambios anatómicos que toman lugar en relación a la edad o raza del individuo, así como de enfermedades incidentes. Transformaciones anatómicas ocurridas a partir de gestos o emociones.

Los músculos y huesos del cuerpo del ser humano componen un conjunto complejo tridimensional. Al analizar las diferentes piezas óseas y los diferentes relieves anatómicos, esto permitirá adquirir un esquema de la figura humana con una visión en tres dimensiones.

Anatomía quirúrgica

Estudiará la morfología y estructura de órganos y tejidos aplicados a la cirugía. Permitirá analizar con un nivel de detalles adecuados, las formas más eficientes de desarrollar una intervención quirúrgica sin dañar tejidos u órganos que estén localizados o cerca de la zona que se intervendrá. Podrían ser arterias, nervios, órganos vecinos etc.

Este tipo de anatomía se centra en la zona u órgano donde será realizada la intervención quirúrgica, eligiendo el especialista la técnica y procedimiento mejor para corregir el problema sin afectaciones colaterales.

Anatomía comparada

Comparará la anatomía del cuerpo humano con la anatomía de los animales.

Anatomía radiológica

Se estudiarán las estructuras y morfología de los órganos y tejidos con base en su visualización a través de rayos X.

Si se quiere conocer a fondo una patología específica, se necesitará dominar la radiología. Será imprescindible llevar a cabo una interpretación adecuada de las proyecciones de radiología convencional, para descubrir la anatomía visible en las placas.

Con la anatomía radiológica se podrán localizar y estudiar la extensión de muchas lesiones. Dará detalles referentes a la estructura de tumores, modalidad de crecimiento y detectará lesiones de tipo metastásicas ya sean esqueléticas o viscerales.

Anatomía del desarrollo

Se estudiarán las diferencias morfológicas, cambios y crecimiento de un organismo; esto desde su estructura celular hasta que llegue a nacer, posterior desarrollo y envejecimiento. Cuenta con ramas distintas en dependencia de la etapa o edad del individuo estudiado.

La embriología realizará estudios de los cambios en la forma y función de los embriones en la fase prenatal. El desarrollo del embrión, su morfogénesis y procesos afines en esta etapa del feto serán analizados también.

Por su parte la perinatología estará estudiando cambios de tipo morfológicos sucedidos en el feto desde la 28 semana hasta los 28 días después del nacimiento.

La Geriátrica será aplicada por lo general después de los 60 años y estudiará los diferentes efectos que ocasiona la edad en el cuerpo, con base en el funcionamiento de sus órganos.

La Teratológica, estudiará el desarrollo anómalo de partes del cuerpo humano, sin importar si estas cuestiones anómalas son producidas por factores ambientales o internos.

Anatomía de las mediciones

Es un estudio que reconoce el cuerpo por sus medidas y características.

Anatomía microscópica

Estudia las estructuras de tipo microscópicas de células y tejidos en general que conforman el cuerpo. Para esto se vale de instrumentos de alta precisión. Al estar analizando estructuras que no pueden ser observadas a simple vista, necesitan de aparatos como el microscopio.

Mencionamos a continuación algunos tipos de anatomía microscópica que se practican.

La Histología: donde se estudian, analizan y clasifican tejidos orgánicos a través de la observación. Esta es empleada en variadas ramas de la medicina. La citología: estudia más bien conjuntos de células y la Organografía: analiza la composición tisular pero de órganos, relacionando la estructura que poseen con las funciones que realizan.

Siempre cada una de estas especialidades usará el microscopio.

Anatomía macroscópica

No necesitará instrumental para la observación de las partes estudiadas, centrándose en el estudio de órganos y sistemas de órganos.
Estará estudiando partes del cuerpo u órganos que sean suficientemente grandes que puedan ser observados a simple vista sin la ayuda de un microscopio. Se analizarán los órganos a través de la observación directa o indirecta.

Los métodos de estudio de este tipo de anatomía pueden hacer uso de técnicas de tipo invasivas o no invasivas, facilitando así la observación y estudio de órganos.

Se tienen métodos comunes no invasivos como la endoscopia, donde a través de un instrumento que incluirá una cámara, se podrán observar órganos internos a niveles de detalles excelentes.

La angiografía ayudará a visualizar los vasos sanguíneos, después de inyectar líquidos en su interior. Rayos X para exploración de una zona determinada. Resonancia magnética, donde a través del uso de un campo magnético y ondas específicas se obtienen imágenes de zonas del cuerpo a estudiar.

También la disección es un método de estudio de esta anatomía, empleado en los cadáveres con un fin exploratorio de órganos internos.

Ciencias auxiliares que complementan el estudio anatómico

Existen las llamadas ciencias auxiliares, estas estarán complementando el estudio anatómico y tendrán presencia en todas las ramas de la anatomía general. Por su importancia y aporte trascendente las mencionamos en este texto.

Tendrán un esquema de estudio como sigue a continuación.

  • Miología: estudiará y describirá los músculos; Neurología: abarcará el estudio del sistema nervioso central y vía nerviosa; Endocrinología: estudio de glándulas; Osteología: estudio de huesos; Cardiología: estudio del corazón; Neumología: estudio de las vías respiratorias; Artrología: estudio de articulaciones; Gastroenterología: estudio del sistema digestivo; Esplacnología: Dividida al mismo tiempo en Sistema Respiratorio, Sistema Digestivo y Sistema Urogenital, este último dividiéndose en órganos urinarios y genitales. Angiología: Describirá órganos de la circulación; Estiología: Describiendo órganos de los sentidos.

El lenguaje anatómico

Cuando se comienza a interaccionar con el lenguaje anatómico, en un primer momento y por su poca familiaridad con el lenguaje común, resultará extraño y extravagante para aquellos que utilicen estos términos.

Una vez conocidos y dominados los prefijos, sufijos y raíces correspondientes; se contará con una terminología o fraseología para nada difícil de manejar.
Los llamados términos direccionales estarán describiendo las posiciones respectivas de partes del cuerpo respecto a otras. Estos se agrupan muchas veces en pares con significados distintos u opuestos.

Es preciso que el individuo tenga una “posición anatómica normal de referencia”, para poder utilizar y aplicar los términos direccionales; posición que se describe como sigue:

Individuo de pie mirando al observador, con brazos a los lados, palmas de las manos colocadas al frente, vista al frente y pies juntos.

Ejemplifiquemos este tipo de términos.

  • Término direccional: Anterior (Ventral).
  • Definición: Anterior, significa cercano al frente del cuerpo.
  • Ejemplo: El esternón es anterior a los pulmones.
  • Término direccional: Posterior (Dorsal).
  • Definición: Posterior significa: cercano a la parte posterior del cuerpo.
  • Ejemplo: El esófago es posterior a la tráquea.

En la terminología anatómica básica estarán implícitas también las cavidades corporales. Estos son espacios en el interior del cuerpo humano que estarán separando, sosteniendo y protegiendo los órganos internos.
Los músculos, huesos y ligamentos estarán dividiendo estas cavidades.
Las dos cavidades de mayor relevancia son la anterior y la posterior.

  • Cavidad posterior:
    Estará dividida en “Cavidad Craneal”, contenedora del cerebro y otros tipos de estructuras, y “Cavidad espinal”, contenedora de la médula espinal y componentes afines.
  • Cavidad anterior:
    Estará dividida en Torácica y Abdominopélvica.

La “Torácica”, está ubicada superior al diafragma y es contenedora de la cavidad pleural y el mediastino, parte de este último está ocupado por el pericardio, siendo la estructura que envuelve al corazón. La cavidad torácica estará conteniendo a la tráquea, pulmones, bronquios, corazón y grandes vasos.

La cavidad Abdominopélvica se divide en la abdominal y pélvica, donde su división será definida por una línea imaginaria que irá de la base del sacro hacia adelante.

La cavidad abdominal contendrá las estructuras que componen las vías digestivas y algunas que tienen relación con el sistema urinario.

Los planos del cuerpo o secciones corporales, son una clasificación de referencia importante para el manejo de un lenguaje anatómico adecuado.

Los planos se indican como líneas imaginarias que atravesarán el cuerpo. Al estudiar una región en específico, esta se observará en cortes, viéndose solamente una superficie plana de la estructura; tridimensionalmente.

Reconocer cuál es el plano del corte es de importancia para entender la relación anatómica existente de una parte y otra.
Plano Sagital: Se extenderá de forma vertical a través del cuerpo, definiéndose dos mitades. Si el plano corre al centro y produce dos mitades que sean iguales, se estará denominando medio sagital, si las dos mitades son diferentes se denominará parasagital.
Plano frontal o coronal: Será un plano vertical, en este caso perpendicular al sagital. Estará dividiendo al cuerpo en “porción anterior” y “porción posterior”. No dividirá el cuerpo en mitades iguales.
Plano horizontal o Transverso: Este será un plano de tipo perpendicular al plano coronal y sagital. Estará cortando al cuerpo y dividiéndolo en una mitad de tipo superior y otra inferior. Dividirá al cuerpo en dos partes desiguales.
Plano Oblícuo: A través de una línea con forma oblicua, se estará dividiendo el cuerpo.

Es importante reconocer que muchas regiones del cuerpo humano son conocidas con nombre comunes o nombre vulgares. Algunos podrían mencionarse como ejemplo: tronco, extremidades, cabeza, cuello etc., pero existen para las mismas denominaciones o clasificaciones anatómicas descriptivas específicas que corresponderán a cada parte.

Para lograr localizar y describir áreas específicas del cuerpo, el mismo se dividirá en regiones extensas o grandes que pueden ser identificadas a simple vista. Hacerlo de esta forma ayudará a realizar la localización de las mismas, lo cual resulta de mucha utilidad.

Ejemplos de estas regiones serían: Región Abdominal, Región Cervical, Región Cefálica, Región Antecubital etc.

En anatomía se precisa dividir las cavidades en compartimentos o partes menores, esto para poder describir de una manera más sencilla y fácil la ubicación de órganos.

Ejemplifiquémoslo tomando como referencia la región abdominal

Se emplean dos métodos para lograr dividir la cavidad abdominopélvica en compartimentos pequeños o de menor tamaño.

En un primer método, la cavidad se presentará con una separación a través de dos líneas transversales y dos de tipo vertical, resultando así nueve regiones abdominales.

La primera línea se conoce como subcostal, la cual pasa bajo la caja torácica con una incidencia horizontal, la segunda línea horizontal es la transtubercular, que quedará en la parte superior de los huesos que componen la cadera.

Se trazarán entonces dos líneas verticales, donde las líneas claviculares atravesarán las clavículas hacia abajo en su punto medio, por dentro de los pezones, lo cual divide el abdomen en regiones como: hipogástrica, ilíaca, umbilical, epigástrica, lumbar y región de Hipocondrio.

El otro método es mucho más sencillo, lográndose al trazar una línea en el plano sagital medio y otro transversal por encima del ombligo, lo cual estará dividiendo el abdomen en cuatro cuadrantes, los cuales serían: Superior derecho e izquierdo, Inferior derecho e Izquierdo.